Descubriendo Milán…

Durante casi ocho años Milán fue mi segunda casa, pero la verdad es que no aprendí a quererla hasta que no me marché. Con este post me reconcilio definitivamente con ella, Milano, la ciudad que a veces quise y otras odié, el patito feo de Italia que me gustaría que viérais como realmente es, una caja…